domingo, 17 de febrero de 2013

Siempre igual, siempre lo mismo.

Claro, tiene todo el derecho de pedir explicación de todo lo que pasa. Desde la cosa mas pequeña hasta la mas grande. Siempre, de una forma u otra consigue mi respuesta.
En el momento que me toca a mi pedir una explicación se digna a decirme que no, como si no respetara su espacio personal, como si lo ofendiera por cuestionar la razón de todo.

Me estoy cansando de todo esto. Llego a superarme. Algo me parece que no es justo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario